Conflictos desarrollados en el mal liderazgo

Índice de contenidos

Los conflictos en el liderazgo parten de factores como la competencia entre los integrantes del equipo, la mala comunicación, la mala gestión de emociones, entre otras, pueden generar problemas que impacten en el rendimiento y el trabajo en equipo.

Indicativos de conflictos en el liderazgo

Estos podrían ser algunos indicativos de que algo anda mal en el liderazgo:

Equipos conflictivos

Un mal líder tendrá en general equipos que no logren consensos, que en más de una ocasión la línea del respeto se rebase, que no generen una sensación de interdependencia para realizar las labores, que no sean capaces de dar su punto de vista sin entrar en controversia, pero sobre todo, que no se lleven a cabo con éxito los proyectos que se tenían previstos.

Competencia en vez de colaboración

Es muy común encontrar ciertos roces entre los integrantes del equipo causados por la lucha constante de sobresalir. Un mal liderazgo premia más la competencia que la colaboración, una dosis de competencia puede ser motivante para algunos colaboradores, sin embargo, si llevamos esto muy lejos puede caer en un problema de intereses.

Liderazgo y manejo de conflictos – Cómo actuar efectivamente | Grandes Pymes

Carisma en vez de talento

Cuando vemos que una persona sobre sale en el trabajo, más por su carisma que por su trabajo, debemos preguntarnos si lo estamos haciendo bien, no es que el talento y el carisma estén peleados, pero muchos líderes que no se toman el tiempo de conocer a sus colaboradores suelen dejarse llevar por las apariencias, por aquellas personas que quieren quedar bien frente a ellos o que se cuelgan el trabajo de los demás. Desafortunadamente la mayoría de las veces es sólo eso, apariencia.

Indiferencia ante los problemas

Esta claro que si una persona no se siente identificada con la empresa ni  siente empatía con el equipo, no se esforzará con una tarea que originalmente no le compete. La indiferencia tal vez no traiga conflictos tan visibles como la competencia, pero esto claramente se verá en el rendimiento, sin mencionar que, ante algún problema no será posible contar con el apoyo de los colaboradores, no existe algo que los haga sentirse comprometidos con el equipo.

Bajo rendimiento

A simple vista podría parecer que este punto es más bien individual y que cada personas es responsable de su rendimiento en la empresa, pero aquí también puede existir una responsabilidad compartida, si el líder no establece las tareas claramente para cada uno de los miembros, tal ambigüedad ocasionará que el trabajador se limite a hacer lo que le digan sin llegar a tener autonomía, una habilidad que resalta en los equipos de alto impacto.

Si tu equipo de trabajo presenta alguno de estos problemas, haz un análisis de qué tan bien va tu liderazgo y del estado general en tu equipo de trabajo.

Lee 5 Situaciones en las que es necesario un coaching empresarial

Facebook
LinkedIn
WhatsApp

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Regístrate a nuestro blog
Scroll al inicio