¿Cómo evitar la rotación de personal? | Campo Krasiba

Para evitar la rotación de personal el participante estará en un proceso de Capacitación Vivencial, será expuesto a una avalancha de estímulos, información, sensaciones, emociones y reacciones que van más allá de lo meramente racional.
 
El cuerpo sabe, tiene su propia inteligencia, tiene memoria y múltiples canales de captación y aprendizaje.
 
Entran en juego todas las capas del cerebro y algo muy importante: permite aflorar a nuestros instintos más profundos y sutiles, como el de supervivencia, el espíritu gregario, y el de conservación.
 
Es en estos niveles en donde el individuo descubre su verdadero potencial; se sorprende de ser capaz de enfrentar desafíos aparentemente insuperables; descubre que es apto para reaccionar eficiente y certeramente ante la incertidumbre y frente al miedo.
 
En este espacio de reto, es en donde nuestra capacidad de aprendizaje es mayor;  constituye el ámbito más fértil para la capacitación tanto empresarial como individual, ya que rompe la esfera de confort, en donde el aprendizaje es mínimo, pues todo esta resuelto; no se requiere ningún esfuerzo, evitando caer en el extremo del pánico, que igualmente inmoviliza y cierra el potencial de aprendizaje.

¿Cómo evitar la rotación de personal?

Si un proceso de aprendizaje vivencial es poderoso para el individuo, lo es mucho más aún cuando se analizan los impactos en el equipo.  

Descubrir que mediante la comunicación y la suma de esfuerzos para vencer desafíos demandantes, se pueden lograr resultados asombrosos, supera cualquier enseñanza teórica. Se detonan reacciones neuroquímicas, que se traducen en confianza, empatía, sentido de pertenencia y “voluntad de poder”, (citando a Nietzsche).  

Una vez que se ha experimentado esta sensación, es imposible negar el poder del equipo, que desarrollará una mística particular que le invitará a mantenerse unido. El hombre descubre su naturaleza gregaria y difícilmente querrá abandonar a su tribu.  

En las organizaciones empresariales es fundamental desarrollar esta conciencia colectiva, mediante la cual el equipo buscará cerrar filas  en torno a metas y valores comunes, confianza recíproca y una sensación de estar en el lugar correcto.  

Cuando esto se logra, la cohesión del equipo está garantizada por lazos mucho más fuertes que los derivados de una simple relación laboral y vínculos estrictamente económicos.  

Te puede interesar: ¿Grupo de trabajo o equipo de trabajo?  

Te invitamos a visitar nuestro blog donde encontrarás contenido que te puede interesar, no se te olvide dejarnos un comentario para saber mas sobre nuestros servicios.  

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *